Antoni Gaudí, el máximo representante del Modernismo catalán, formó parte del movimiento modernista que alcanzó su apogeo a finales del siglo XIX y principios del XX. Aunque comenzó como arquitecto bajo la influencia del estilo neogótico y de las técnicas orientales, su obra, trascendió el Modernismo convencional y culminó en un estilo orgánico inspirado en formas naturales.

El modernismo arquitectónico se caracteriza por el predominio de la curva sobre la línea recta, la asimetría, la rica decoración y el detalle, el uso de motivos naturales y orgánicos y formas dinámicas.

El maestro del modernismo catalán

Antoni Gaudí i Cornet nació en 1852 y ya de joven demostró ser una promesa como artista. Después de servir en el ejército, estudió arquitectura en Barcelona. A menudo se le considera el maestro del modernismo o del modernismo catalán, aunque es difícil encasillar su obra en un estilo particular.

Fachada de la Natividad. Sagrada Família.

Fachada de la Natividad. Sagrada Família.

Como persona, Gaudí era tímido y espiritual, un hombre orgulloso de su cultura y lengua catalanas. Nunca se casó y dedicó su vida principalmente a su trabajo y su fe católica. De joven se vestía bien, asistía a eventos sociales y viajaba. Sin embargo, en su vejez, Antoni Gaudí vivió de manera modesta y frugal y descuidó su apariencia, llegando incluso a vestir ropa hecha jirones.

Durante sus últimos años de vida se dedicó por completo a trabajar en la Sagrada Família.

En junio de 1926, Gaudí es arrollado por un tranvía en la Gran Vía y las personas que lo auxilian suponen que se trata de un mendigo debido a su apariencia. En una época donde sólo los ricos reciben cuidados médicos de calidad, ello provoca que el tratamiento médico de sus heridas se retrase trágicamente.

Un arquitecto polémico

En vida, la obra de Gaudí no estuvo exenta de polémica y no despertó grandes elogios. De hecho, su trabajo recibió duras criticas de muchos entendidos y arquitectos de la época. No es hasta mucho después de su muerte que su obra comienza a ser valorada y se generaliza el reconocimiento a su legado.

La pedrera

La pedrera. La Casa Milà representada como un garaje de Zeppelines en una revista satírica el 4 de enero de 1912.

Hoy en día, Antoni Gaudí es el arquitecto más conocido del Modernismo catalán y sus edificios son elogiados en todo el mundo.

Aunque Gaudí es célebre especialmente por su obra maestra, la Sagrada Família, así como la Casa Batlló y el Park Güell, hay muchas otras obras de Gaudí que puedes ver y visitar en Barcelona. Algunas son muy famosas y otras permanecen en un discreto segundo plano.

Casa Vicens

Casa Vicens. Vista del hueco de la escalera

Barcelona también cuenta con varios museos y exposiciones que se centran en la figura de Gaudí y su arquitectura y proporcionan el contexto necesario y una buena visión general antes de visitar sus obras.

Reconocimiento mundial

Siete de sus obras son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y la Sagrada Família es una de las atracciones turísticas más visitadas de Europa.

Gaudí buscó gran parte de su inspiración en la naturaleza. Estudió con avidez sus formas geométricas naturales, orgánicas y anárquicas, y las aplicó a menudo a su trabajo. Sus edificios son inconfundibles, especialmente sus últimas obras, en las que hizo uso de técnicas que nunca antes se habían aplicado en arquitectura.

Dentro de la Casa Batllò

Dentro de la Casa Batlló.

A Gaudí no le gustaban las líneas rectas y los ángulos porque no aparecen muy menudo en la naturaleza de manera natural. Basó sus diseños en las curvas que sí aparecen en la naturaleza.

Gaudí no solo usó el mundo natural como fuente de inspiración. Lo utilizó para desarrollar técnicas arquitectónicas. Gaudí analizó plantas, animales o formaciones geotérmicas para ver cómo soportaban el peso de forma natural.

La Cripta en la Colònia Güell.

La Cripta en la Colònia Güell.

Entre 1984 y 2005, siete de sus obras han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad. Según la UNESCO, estos sitios “atestiguan la excepcional contribución creativa de Gaudí al desarrollo de la arquitectura y la tecnología de la construcción a finales del siglo XIX y principios del XX“. Los siete edificios incluidos en la designación de la UNESCO son: el Park Güell, el Palau Güell, la Casa Milà, la Casa Vicens, el trabajo de Gaudí en la fachada de la Natividad y la cripta de la Sagrada Família, la Casa Batlló y la Cripta en la Colònia Güell.

Esta ruta te ayudará a decidir qué lugares visitar, a localizar los monumentos de Antoni Gaudí en Barcelona y te ofrecerá consejos para visitar la veintena de edificios del arquiitecto que se encuentran en Barcelona o en sus cercanías.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *